Abrirse a nuevos mercados puede ser una opción para aumentar las ventas y diversificar para no depender de las variaciones del mercado interior. Esto también se puede traducir en una mejora de la organización y de la eficiencia del taller o empresa artesana. La exportación influirá en todos los ámbitos de organización de la empresa, puesto que conlleva modificaciones en varias áreas como la producción, la comercialización, etc., y requiere dedicación y tiempo.

Exportar implica:

      • Vender productos al exterior.
      • Comprometerse a vender productos de calidad.
      • Comprometerse a cumplir plazos y obligaciones.
      • Tener en cuenta que se debe producir lo que se demanda.

El Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) presta sus servicios a las empresas españolas con la finalidad de fomentar sus exportaciones y facilitar su implantación en el exterior. Ofrece varios programas de apoyo para aquellas empresas que hayan decidido tomar la iniciativa de internacionalizarse.

Programas que puedan ser de interés para la empresa artesana:

Aprendiendo a exportar

Programa PIPE

Pasaporte al exterior